domingo, 22 de enero de 2012

Gracias pero… No queremos SOPA.


"No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas."
Francois Marie Arouet Voltaire.

Desde tiempos ancestrales, el pensar y decir libremente ha sido mal visto. Por eso durante casi toda la historia de la humanidad, el saber ha sido un privilegio de los ricos, de la Iglesia o, en términos generales de quien tenga alguna forma de pagar por él. A pesar de lo anterior, por alguna razón, quizá sea la facilidad del hombre de abrirse caminos, el conocimiento, generalmente, logra salirse con la suya y ampliar sus dominios.

La historia tiene muchos ejemplos de las brutales formas de censura por parte de quienes ejercieron poder; en algún momento, la represión fue sufrida por Sócrates en la mismísima Grecia Antigua, en Atenas, de donde surgió la democracia. La misma suerte la corrieron millones de intelectuales en la edad media, víctimas de la “Sagrada Inquisición”-en esa época la Iglesia legalizaba los asesinatos de quien pensara libremente- y su desafortunada cacería de brujas. Ni la revolución Francesa se salva, con cuantos no acabo Robespierre en aquella época.

El siglo XX tampoco es ajeno a esa asombrosa manía intemporal de reprimir y de evitar que los ciudadanos nos expresemos libremente, los grandes personajes del anterior centenio fueron víctimas, cada quien a su modo, de la opresión, Gandhi, Mandela, ambos recibieron el castigo de los “Gentlemans” británicos. Otros, igual de ilustres, aguantaron con hidalguía la censura de los regímenes totalitarios, bien sea de izquierda o de derecha- a la larga son iguales, asesinan, torturan, desaparecen,etc-.
No obstante lo anterior, como bien se dijo antes, el conocimiento sabe salirse con la suya, hoy por hoy, tenemos el internet, es esta herramienta la que ha permitido que, en medio de dictaduras, personas como Yoani Sanchez logren alzar su voz y hacerse escuchar por el mundo, mediante escritos que le permiten expresar su pensamiento. Es este mismo medio de comunicación el que ha permitido levantamientos como la “Primavera Arabe” , los “indignados” en España , el movimiento “Occupy Wall Street” en Estados Unido. También ha facilitado los levantamientos estudiantiles en Chile y Colombia.

Quizá lo anterior fue suficiente para que los que aman coartar la libertad de expresión decidieran que es tiempo de echarle mano a internet, curiosamente en nuestro hemisferio la iniciativa proviene del país que según dicen defiende las libertades- cabe aclarar que las restricciones al acceso a internet han sido aplicadas en China, en Iran y algunos otros países del medio y lejano oriente-. Ahora resulta que, de casualidad, en el continente americano había que jugársela por los derechos de autor, eso dicen los que propenden por las restricciones.

Algunos congresistas norteamericanos, pretenden crear un marco legal que permita bloquear páginas web o perfiles de usuarios, so pretexto de  combatir la piratería virtual, para tal propósito pugnan por la aprobación de la Ley Sopa(Stop Piracy Act) y del proyecto Pipa(Protect Ip Act). A simple vista las iniciativas podrían ser inofensivas, lo cierto es que, de ser aprobadas, podrían cambiar internet tal y como lo conocemos, dado que las sanciones y los mecanismos de combate que tienen previstos serian una puñalada letal para las redes sociales o las bibliotecas virtuales, en síntesis, el derecho de decir y publicar lo que se nos venga en gana, en Facebook o Twitter seria coartado.

Sin embargo, la situación no solo afectaría a los usuarios de internet en USA, tendría implicaciones para todos, dado que los dominios de internet en su gran mayoría se encuentran en el coloso del Norte. Con todo, no solo los congresistas norteamericanos son quienes tienen esas grandes ideas, aquí, en nuestro territorio ya se ha debatido el tema, todo gracias a la IDEOTA – con mayúscula- del General Lleras, disculpen, del señor ministro de Interior, German Vargas Lleras, que se le ocurrió presentar un proyecto de ley con implicaciones similares a las de SOPA, eso sí, en territorio colombiano.

Quisiera agregar que hasta las inocentes publicaciones que hacen los creadores de este blog, podrían ser, en algún momento sujetas a sanciones, lo mismo las publicaciones de los lectores en Facebook o Twitter. Luego, la pregunta es simple, ¿esta prometedora generación va a permitir que le callen la voz, que la priven de expresarse como quiera en el mundo?, esperemos a ver que pasa, aunque en lo personal, creeria que no, que alguna forma de presión-ademas del paro de los colosos de internet- sentiran los ilustres congresistas de los países occidentales, eso es mas que suficiente para que ellos- que no tienen mayor criterio- decidan hundir tan perversas iniciativas.

Este es un buen momento para citar a Voltaire- aprovecho que aun no esta en vigencia la ley luego no me pueden sancionar- "No estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas.". Con las ideas de muchas personas discrepo, pero aun asi me parece necesario que las expresen, según entiendo de eso se trata la democracia.
*Ahora creo que mis papas entenderán porque JAMAS me ha gustado la SOPA. Creo que si mal no estoy, MAFALDA también detesta la SOPA.

Oscar Eduardo Jimenez Mulato. 

1 comentario:

  1. Muy bueno rosquita, me gusta mucho tu forma de expresar las ideas..!! y tu frase de Voltaire, tiene demasiado de cierto..!! NO SOPA..!!=)

    ResponderEliminar